Bullying: como reconocerlo en tu hijo.

El bullying, un mal endémico.

Aunque esta no es una palabra reconocida por la Real Academia de la Lengua Española, aquellos cuya edad escolar y de adolescencia se dio a inicios de este siglo, reconocen este término perfectamente. Y es que el bullying, no sólo se limita a la región de donde proviene esta palabra –bullying es un anglicismo, instaurado como jerga en el Inglés estadounidense-, sino que es un fenómeno que se presenta alrededor del mundo, con distintas tácticas, distintos blancos, pero con prácticamente los mismos resultados.

En Bullying: como reconocerlo en tu hijo te daremos una serie de indicaciones que te harán saber si tu hijo es una víctima de bullying, pero además te daremos las pautas para reconocer si tu hijo está en la otra cara de la moneda y es un perpetrador de bullying.

 

¿Qué es en realidad el bullying?

El bullying es un fenómeno muy estudiado en los últimos años, especialmente por educadores psicopedagogos y psicólogos; siendo estos primeros, los que más en contacto están con éste. Pero ¿qué es el Bullying? Este fenómeno se define como el proceso metódico y sistemático de maltrato físico, verbal y psicológico, durante un periodo, en la mayoría de los casos, largo de tiempo.

Este acto, usualmente, es sufrido en silencio por las víctimas, por medio a represalias. Pero no podemos dejar de hacer mención, que los mismos perpetradores son víctimas, puesto que al no ser detenidos y reeducados, están desarrollando conductas, que luego pueden llegar a ser nocivas para su propio bienestar en la sociedad.

Las formas en que el bullying actúa, varía dependiendo del tipo de víctima, del tipo de perpetrador y del ambiente en el cual se dé el hecho, pero algunas formas comunes de actos que se consideran típicos de bullying son:

  • Remarcar o exagerar diferencias o deficiencias en la victima
  • Burlas
  • Demandas de dinero
  • Golpes
  • Intimidación
  • Inventar chismes que afecten a la víctima
  • Bromas denigrantes, que expongan a la víctima a burlas de los que observan

 

Tipos de bullying.

Iñaki Piñuel y Zavala reconocido psicólogo e investigador en la materia de acoso laboral y escolar, encuentra varios tipos o formas de acoso o bullying:

 

Bloqueo Social:

En esta forma el perpetrador de bullying persigue evitar, de manera consciente o inconsciente, que la víctima logre crear a su alrededor, una red social que le pueda servir en el futuro como protección. Este bloqueo se puede lograr, coaccionando a la víctima para que evite el contacto social con terceros, o convenciendo a los terceros que eviten el contacto social con la víctima, para evitar la debilitación de la cohesión grupal ya existente.

También se puede lograr, haciendo que la víctima sea percibida como indeseable, problemática o inútil ante los ojos de los terceros.

 

Hostigamiento:

Aquí, el perpetrador comete acciones que buscan sofocar la paz y la integridad, física y psicológica, de la víctima. Burlas, sobrenombres denigrantes, bromas pesadas, rayando en la crueldad, imitación burlesca de diferencias o deficiencias, entre otras, son las acciones que definen este tipo de acoso.

 

Manipulación social:

Se busca con esta, mantener el bloqueo social. Se levantan falsas acusaciones o se exageran aquellas cosas o situaciones, que pueden crear una imagen negativa o distorsionada de la víctima, lo que la hará indeseable para crear un nexo o relación social.

 

Coacción:

Se trata de obligar a la víctima a realizar actos que no desea hacer. Estos pueden ir en detrimento a su integridad física, psicológica y social. Aquí se hace evidente el deseo de mantener el sometimiento de la víctima y ejercer un dominio, que refleje ante sus pares, un despliegue de poder.

Intimidación:

El victimario, hace gala de su poder físico o de su influencia social, para intimidar a la víctima y, a su vez, coaccionarla para que mantenga el bloqueo social, el silencio o simplemente mantenerla en sometimiento.

 

Amenaza a la integridad:

Hablamos aquí ya de actos que van en detrimento de su integridad física propia o la de su familia -si es que tiene hermanos en su misma escuela o en el barrio-.

 

Como reconocer a un agresor.

Las razones por las cuales el victimario actúa de esa forma son variadas. A continuación en Bullying: como reconocerlo en tu hijo, te daremos un perfil aproximado de un victimario para que reconozcas si en tu hijo hay un agresor.

 

El agresor:

Aunque no se puede descartar la posibilidad de una patología, como el trastorno de personalidad antisocial, la realidad es que la mayoría de los agresores no posee una patología psicológica en particular, que sea de común denominador.

Muchos son los estudios que atribuyen una gran relevancia al ambiente en que el agresor convive. Así pues, si el proviene de un hogar abusivo, sin reglas bien definidas o extremadamente permisivo, probablemente el agresor solo repita patrones de conducta aprendidos en su hogar.

Evidentemente, la falta de empatía es un rasgo que es común en todos los agresores. Aunque no por eso debe de calificárseles como sociópatas, pues no necesariamente expresan el resto de signos y rasgos de conducta que estos últimos tiene. La falta de empatía puede presentarse como un rasgo aprendido, debido al tipo de ambiente en que vive.

Las distorsiones cognitivas, pueden ser otro factor que se presente en la mayoría de los agresores. La distorsión cognitiva no es más que, una percepción errada de hechos o situaciones que suceden a su alrededor. Así pues, el agresor no ve sus actos como una agresión, sino como un mecanismo de defensa, pues en su percepción errada, la victima hizo algo que le obligo a reaccionar de un modo agresivo para defenderse, aunque en la realidad la víctima no ha realizado ningún acto que desencadene la agresión.

 

Caracteristicas del agresor.

En resumen, las características del agresor son:

Falta de empatía y preocupación por otros

Refleja una fuerte necesidad de dominar y subyugar a otros

Temperamento agresivo. Se enardece fácilmente.

Molesta a otros de forma hiriente o denigrante.

Molesta a aquellos que son más débiles o diferentes y no lo hace en defensa personal.

Intimida a otros por medio de amenazas.

Comete actos de agresión física.

Actitud desafiante, agresiva o en oposición, a los adultos o a la autoridad.

Si usted observa o se le ha notificado de alguna de estas características en su hijo, probablemente él sea un agresor.

 

Como reconocer a una victima.

También existen características específicas que definen a la persona que está siendo víctima de bullying. A continuación en Bullying: como reconocerlo en tu hijo, te daremos un perfil aproximado de una víctima, para que reconozcas si tu hijo está siendo acosado por algún compañero.

 

Víctima:

Existen tres factores fundamentales que parecen ser patrón en aquellos que son víctimas del bullying. El primer patrón, es la dificultad que posee la víctima para interactuar de manera óptima con sus pares y acceder a grupos sociales. El segundo patrón, es la poca o inexistente cantidad de amigos. El tercer patrón, es la inhabilidad para defenderse de manera asertiva.

Así pues, la victima carece de una red social que le auxilie en los momentos de acoso, además de ser percibido por los pares no agresores, como alguien raro o indeseable para entablar relación alguna. Por último, al momento de las agresiones, el despliegue de conductas no asertivas (como llorar, ceder a las demandas, rogar por recibir menos castigo, la evitación, entre otros), ayudan a la ridiculización de la víctima y alientan al agresor a continuar con su acoso.

 

Caracteristicas de la victima.

En resumen, las características de la víctima son:

  • Poco desarrollo de habilidades sociales
  • Timidez y falta de asertividad
  • Pocos o ningún amigo
  • Poco frecuentemente o nunca es invitado a salir o a participar de fiestas
  • Complexión física débil

 

!Prestar mucha atención!

Los padres que noten esto en sus hijos, pueden empezar a sospechar que su hijo es blanco de agresores. Hay que poner mucha atención a si se han dado los siguientes casos:

  • Robo de artículos personales
  • Dinero perdido.
  • Magulladuras, raspones y heridas que no tienen explicación
  • Ropa rota, ensangrentada o sucia.

Comportamientos de la victima.

Por ultimo si se presenta alguno de estos comportamientos, junto a los hechos que hemos enumerado anteriormente. se puede asegurar sin lugar a dudas que su hijo está siendo víctima de bullying:

  • Fingir enfermedad para evadir lugares donde el acosador puede estar.
  • Miedo a ir a la escuela.
  • Escaparse de la escuela.
  • Evadir ambientes con poca vigilancia o que no restringen el desenvolvimiento social –receso, almuerzo, parada de bus del colegio, el viaje en bus-.
  • Depresión y tristeza.
  • Pesadillas.
  • Descenso inexplicable en el rendimiento académico.

 

CONCLUSIÓN:

En Bullying: como reconocerlo en tu hijo. Hemos visto las distintas características que pueden mostrar tanto los niños o adolescentes que son víctimas de bullying, como quienes juegan el rol de agresores. Lejos de ser un “ritual” que forme el carácter, el bullying es un mal endémico. Este perturba y evita el sano crecimiento del niño o del adolescente y deja heridas y daño psicológico que puede ser irreparable. Este mal debe de ser atacado fuertemente, pues la verdad es que ambos actores en el proceso de bullying, son víctimas. En micompanero.com estamos para escucharte y ayudarte a la luz de la psicología.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cheap Website Traffic