¿Cómo identificar la conducta suicida?

¿Qué es el suicidio?

El suicidio es el acto por el cual la persona se auto inflige la muerte.  Puede darse en individuos psíquicamente sanos, a  consecuencia  de  una situación límite en donde el sujeto siente que no existe escapatoria a sus problemas. Está conformado  por ideación de autodestrucción en sus diferentes manifestaciones: Las amenazas, el intento y el hecho consumado. En este artículo se abordaran las manifestaciones de la conducta suicida, señales  de peligro, alarmas de la conducta suicida.

El suicidio enfocado como epidemia, considerado como la solución final a los problemas en el que las expectativas de vida,  desaparecen debido a conflictos internos, asociados a  los cambios repentinos de estados de ánimo, manifestados en la conducta  y alarmas  de peligro suicidas. Es la tercera causa de muerte tras la mortalidad cardiovascular y el cáncer.

La OMS define la conducta suicida como toda acción por la que un individuo se causa a sí mismo un daño, con independencia del grado de intención y de que conozcamos o no los verdaderos motivos, y el suicidio como la muerte que resulta de un acto suicida, es decir el suicidio es la acción de quitarse la vida de forma voluntaria y premeditada.

El SUICIDIO del latín SUICAEDERE,  matar a sí mismo. Este se identifica atraves de gesto o conductas relacionadas a la intención de un individuo, de causarse daño físico o la muerte.

La conducta  suicida es cualquier acción intencionada, con consecuencias  graves en la que se pone en riesgo la vida. Puede darse en individuos  con serios problemas de personalidad, a consecuencia de una situación límite,  en este sentido  no  debe entenderse el suicidio como falta  de  desarrollo interior, sino como expresión de un estado afectivo de desesperación.

 

Hay que saber que…

Cualquier persona en determinado momento de su vida, puede sentir  que la vida no tiene sentido alguno por diversas causas, como enfermedad física o mental , la perdida de una relación que significa mucho, la soledad ,  las dificultades cotidianas , estas son pautas que hacen   pensar al individuo  en la mejor y única opción para él (suicidio). Vivimos en una época de fusión,  mezcla o convivencia de distintas culturas, religiones, razas, estilos de vida y por ello resulta necesario conocer que factores socioculturales y psicopatológicos pueden estar influyendo en la conducta suicida. La persona suicida emite señales de angustia, y desesperación siempre hay avisos previos y necesidad de comunicar su sentir pidiendo ayuda.

 

SEÑALES DE ALERTA  QUE AYUDAN  A IDENTIFICAR   LA CONDUCTA SUICIDA.

1-Comportamiento autogestivo.

2-Cambios bruscos en los hábitos alimenticios.

3-Desvalorización.

4-Miedo a la separación de su pareja.

5-Falta de interés hacia  la vida en general

6-Ausencia de amigos.

7-Pérdidas recurrentes  afectivas.

8-Obsesión con la muerte.

9-Hacer testamentos  o cartas de despedidas.

10-Sentimientos de desesperanza o desilusión frecuente.

11-Deseos de muerte, o fantasías de autodestrucción.

12-Sentimientos de culpa

13-Adolescentes con problemas sentimentales y dificultades en la comunicación.

14-Perdida de  ilusión por el futuro.

DE COMPORTAMIENTO  SUICIDA.

Los sentimientos de desesperanza e impotencia pueden ser abrumadores y penosos, y los problemas parecen no tener solución.  A partir de esto, debemos ser cuidadosos al identificar las señales de alarma de la conducta suicida:

1-Deseos de morir:  Representa la insatisfacción  del sujeto con su actual modo de vivir, se puede manifestar en frases como “La vida no merece la pena vivirla.” “Lo que quisiera es morirme”.

2-Representación suicida:  Imágenes mentales del suicidio del propio individuo.

3-Ideas suicidas: Pensamientos de terminar con la propia existencia.

4-Amenazas suicidas: Insinuación o afirmación verbal de las intensiones suicidas, debe considerarse como una petición de ayuda.

5-Gesto suicida: Incluye situaciones concretas, por lo general no conlleva lesiones  relevantes para el sujeto.

6-Intento suicida: Acto sin resultado de muerte en el cual el individuo, sin pensar, se hace daño a sí mismo.

7-Suicidio frustrado: Acto suicida,  sin tener el resultado esperado.

8-Suicidio accidental: Realizado con  un método   donde se desconocía su verdadero efecto.

9-Suicidio intencional: Es cualquier lesión auto infringida deliberadamente con el propósito de morir.

Es importante diferenciar entre los intentos de suicidio no consumados, las amenazas de suicidio, y los suicidios consumados, para detectar antecedentes familiares, y proceder a la resolución más rápida posible. El primero es considerado como llamadas  de atención, las cuales deben de ser controladas muy de cerca.

En las tentativas de suicidio se utilizan preferentemente,  la  intoxicación por medicamentos,   la ingesta de alcohol y drogas, la utilización de armas de fuego y corto punzantes,   dando las pautas  para reconocer  la verdadera situación por las que pasa el individuo , y es aquí la importante necesidad de buscar ayuda profesional para sobreponer la carga emocional del individuo.

Los métodos utilizados varían según los países, culturas y características demográficas pero también depende de la accesibilidad, la oportunidad y la aceptación sociocultural.

Para identificar la conducta suicida, los especialistas han comparado los índices de suicidio según:

Zonas geográficas: Las diferencias son asombrosas, las tasas anuales de suicidio, alcanzan  las  cifras más altas con tasas superiores al 15%.

Grupos raciales: En Estados Unidos, por ejemplo se suicidan doble número de blancos que negros.

Otros grupos: Los índices de suicidio son más elevados en solteros, viudos, divorciados ,médicos, abogados, influyendo en estos casos, el aislamiento social, el desarrollo de una sociedad más tecnificada y deshumanizada ,y los desequilibrios económicos.

Grupos sexuales: Es más frecuente el suicidio consumado en el hombre que en la mujer, pero en cambio el número de tentativas es más elevado en las mujeres.

Grupos de edad: A  mas edad, mayor riesgo de consumar el suicidio.

Las tentativas de suicidas son más frecuentes en los jóvenes. Una serie de factores biológicos (genéticos o bioquímicos) destacan como responsables directos de suicidio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *