Consejos a parejas con embarazo no deseado

La vida de pareja debe entenderse, al menos idealmente, como un compromiso mutuo que sea profundo; así pues, con buena comunicación, con ideas similares en cuanto a los valores, satisfacción íntima, buena administración del dinero, acuerdo en las responsabilidades de cada uno y relación de amistad positiva. Todo esto es importante y todo tiene su valor. Sin embargo, existe un área en la cual si la pareja no logra un buen ajuste, será causa de innumerables problemas e influirá negativamente en el buen desenvolvimiento de la vida de pareja. Esta es el área sexual. Esta esfera de la vida en pareja, se torna conflictiva, cuando existen desavenencias con respecto a un embarazo no deseado y, por ende, no planificado, por parte de ninguno de los dos.

 

En  Consejos a parejas con embarazo no deseado se abordará: Embarazo no deseado, aspectos psicológicos, embarazo y  comportamiento sexual.

La paternidad implica la adquisición de una función irrevocable y que perdura durante toda la vida. Aunque es cierto que en estos tiempos, la ciencia médica de la anticoncepción a avanzado mucho desde sus inicios, no ha podido flanquear una barrera; el 100% de efectividad. Muchas parejas estables utilizan estos métodos anticonceptivos. Por lo que la posibilidad de un embarazo no planificado y no deseado, aunque sea del 0.001%, está siempre presente.

 

El embarazo no deseado, conlleva a la presencia de una serie de cambios en relación de la pareja tales como:

1-Cambios en la identidad y la vida interior, modificando sus hábitos y creencias acerca de la familia.

2-Cambios en las funciones y relaciones  de pareja.
Asociado al estrés al que se someten los padres debido al incremento de sus labores y a la incapacidad de permanecer juntos.

3-Cambios en la relación de interacción con la familia.

4-Nuevas funciones y relaciones fuera de la familia.
Generalmente es la madre que se ve afectada por cambios de la maternidad, sobre todo porque es la que se encarga del cuido completo del bebe.

5-Nuevas funciones y relaciones de paternidad. Los padres deben aprender a vivir la nueva responsabilidad y restricción que conlleva la paternidad.

Todo esto es visto, por la pareja, como un estancamiento, causado por la inesperada e indeseada responsabilidad irrevocable que es ser padres en un embarazo no deseado. Y aunque es cierto que regalar la vida es una bendición, no es menos cierto que en estos tiempos, el aumento en el costo de la vida, los problema de abastecimiento de recursos energéticos, el aumento en las horas  trabajo y exigencia de altos rendimientos, la dificultad de ir ascendiendo puestos, la escasez de empleos y la vertiginosidad con que se tiene que vivir, hace que la tarea de tiempo completo, que es ser padres, se convierta en un infierno si no se ha planificado debidamente.

 

Embarazo no deseado, aspectos psicológicos:

El embarazo puede convertirse en el episodio más feliz o más desdichado, dependiendo del contexto psicosocial en que se produzca. Si se produce en el seno de una pareja que lo desea y que se encuentra en condiciones optimas, tanto física, como económica y psicológicamente, para llevarlo a buen término, será una buena experiencia. Si el embarazo es no deseado, puede convertirse en tragedia, tanto para los padres como el bebe.

Se considera embarazo no deseado, a la concepción y fecundación, que ninguno de los miembros de la pareja desea conscientemente en el momento del acto sexual. Si el embarazo resulta, del contacto sexual sin una relación de pareja estable, protegida con la intimidad y el deleite mutuo, es motivo de frustraciones  que pueden perjudicar gravemente la estabilidad  integral, tanto de la pareja, como del futuro bebe.

La falta de madurez sexual e información. Esto conlleva a una serie de posibles soluciones que la pareja está dispuesta a asumir, con tal de evadir sus responsabilidades. Cabe destacar que la alternativa más rápida a la solución de sus problemas, muchas veces, es el aborto.

El aborto constituye la interrupción del embarazo. Las secuelas psicológicas inmediatas como sentimientos de culpa, o depresión, son más evidentes en los casos traumáticos y terapéuticos.

Los factores que pueden conllevar a tomar estas “soluciones” son los siguientes:

1-Falta de soporte afectivo.

2-Una decisión tardía.

3-Presión del entorno social.

4-Baja autoestima.

5-Dependencia y escaso conocimiento de los métodos anticonceptivos.

 

Embarazo no deseado, y comportamiento sexual.

Los efectos que el embarazo produce en la vida sexual, varían constantemente en la pareja. Algunas experimentan mayor deseo sexual, debido a la disminución del temor a quedar embarazada. Otras pueden presentar una disminución en su libido sexual, porque los esquemas psicológicos impiden asociar la maternidad con la actividad sexual. No podemos dejar por fuera los cambios hormonales que presenta la madre durante el embarazo. Estas pueden afectarle de manera muy variada su vida sexual.

La sexualidad es un  elemento básico de la personalidad, un modo propio del ser, de manifestarse, de comunicarse con los otros, de sentir expresar y vivir el amor humano. La sexualidad es absolutamente positiva, si se le da la dirección correcta y si se le convierte en una fuerza vital constructiva de lazos, de relaciones generosas  y responsables, para establecer comunión de vida ideal y meta de sexualidad en la pareja.

 

Como hemos dicho anteriormente, la visión de la maternidad y la sexualidad muchas veces va divorciada.

Esto presenta un problema al momento de expresar esta ultima durante el periodo de 9 meses que dura el embarazo. Sin embargo, si existe comunicación y confianza, se pueden dar las pautas para practicar la sexualidad de forma que sea, cómoda y confortable para ambas partes durante este periodo. En la mayoría de los embarazos no existe problema en que se siga manteniendo una vida sexual activa, sin embargo, en los embarazos de alto riesgo, el acto sexual puede representar un gran riesgo y si es el acto sexual es contraindicado, debe de respetarse esta orden, por el bien de la madre y del hijo.

Por otro lado si es una pareja joven, que aún no ha tenido hijos y no los desea aún, entonces se deben de tomar las medidas correspondientes para evitar el embarazo no deseado. En este caso una visita al ginecólogo es la solución ideal. El les dará los consejos necesarios y la medicación específica para evitarlo.

El poder evitar un embarazo no deseado, hace que disfrutemos de nuestra vida sexual con mayor seguridad.

 

Consejos a parejas con embarazo no deseado.

•Respetar la propia sexualidad y valorar la calidad humana.

•El diálogo lleno de amor requiere tiempo, las relaciones sexuales son más completas cuando la pareja vive segura de su mutuo compromiso  de fidelidad. El diálogo entre madre, padre e hijos juega un papel muy importante y debería de centrarse en una serie de puntos que han sido reconocidos como la base del problema:

 

Anticipar las consecuencias de sus actos.

1-Vincular la relación sexual sin precauciones con la posibilidad de un embarazo.

2-No poner en alto la fantasía de ser padres.

Saber esperar es una pruebde la sinceridad  del amor, desarrollando un concepto sano de sí mismo.

 

•Recibir educación  sexual.
Esto implica  no solo conocer  los datos físicos sobre la fisiología masculina y femenina e información respecto a las técnicas  amorosas, sino también, conocer sobre el sexo y el modo correcto de disfrutarlo en pareja.

•Comunicación: Es la base  de la relación sexual, una buena comunicación a nivel general, con sinceridad y sin tabúes.

•Buscar información con respecto a la buena utilización de los métodos anticonceptivos

•La abstinencia es la mejor forma para prevenir un embarazo no deseado.

•Ante la presencia de un embarazo no deseado, es mejor asumir la responsabilidad y no buscar alternativas como el aborto.

Hay que dar a conocer la propia riqueza sexual como un don precioso, una riqueza, una potencialidad; ya que gracias a ella, nacemos todos los hombres  y mujeres. Sin embargo, se debe de realizar con responsabilidad para, evitar los problemas que puede acarrear un embarazo no deseado.

 

CONCLUSIÓN

Como hemos visto en Consejos a parejas con embarazo no deseado, al momento de estar en pareja, se debe tener en cuenta que el embarazo es una posibilidad y, si ninguno de los dos desea o está en las posibilidades de hacerse responsable por una nueva vida, entonces lo mejor es evitar el contacto sexual o hacerlo con la utilización de anticonceptivos, siempre teniendo en cuenta que, si bien, estos son eficaces, no son 100% seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *