Eyaculación precoz: qué es y cómo tratarlo (I)

La eyaculación precoz

En artículos anteriores en micompanero.com. Hemos hablado generalmente  de este tema en distintos Blogs. Pues este representa una gran parte dentro de la intimidad de una pareja. Si bien este trastorno no representa un peligro a la vida del paciente.

No obstante, representa un problema muy grave para la buena calidad de vida, debido a que la satisfacción en el acto sexual, forma parte importante de esta. En Eyaculación precoz: qué es y cómo tratarlo, hablaremos con mayor detenimiento y lujo de detalle, acerca de lo que es la eyaculación precoz, cuáles son sus causas, los problemas que acarrea a la vida del individuo y como se debe tratar.

La Eyaculación precoz, es la disfunción sexual más conocida en el hombre, después de la disfunción eréctil. Desgraciadamente, este concepto ha sido muy generalizado en este segmento de la población. La falta de datos estadísticos confiables y/o validos en todas las poblaciones, en el tema de las disfunciones sexuales, no permite ni refutar ni reforzar la idea de cuál es la disfunción más frecuente; pero estaremos de acuerdo con que la eyaculación precoz es una de las que se encuentran más presente en la consciencia popular.

Como mencionamos anteriormente, este trastorno no crea peligro a la vida de la persona que la padece. El individuo puede funcionar de manera correcta en la vida diaria. Su capacidad cognitiva no se ve afectada de ninguna manera, así como tampoco sus habilidades sociales. Sin embargo, la calidad de vida del individuo que padece de eyaculación precoz, parece ser menor que la de otros individuos que no lo padecen. En efecto, el desconocimiento acerca del tema hace difícil entender, que la eyaculacion precoz tiene cura.

 

Pero ¿qué es exactamente la eyaculación precoz?

De acuerdo a los lineamientos del DSM IV TR, la eyaculación precoz es definida como: “una eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante o poco tiempo después de la penetración, y antes de que la persona lo desee”. Ante esto hay que hacer una aclaración. La palabra clave en esta definición es, “recurrente”; es decir, que sólo se considera que una persona posee este mal, como disfunción sexual, cuando este acto reflejo se da en tiempos extremadamente cortos, o inclusive antes de la penetración, en todas y cada una de las relaciones sexuales que ha tenido el individuo en el pasado, sin haber podido encontrar solución a la eyaculación precoz.

Esta aclaración es necesaria, puesto que la eyaculación precoz se puede manifestar de manera natural, en hombres que no poseen ningún problema de índole sexual, haciendo innecesario la búsqueda de tratamiento para la eyaculacion precoz. Se presenta por razones meramente circunstanciales y de manera aislada. En pocas palabras, el hombre puede presentar un par de CASOS de eyaculación precoz, de manera normal, sin que esto represente que posee un TRASTORNO de eyaculación precoz.

En muchas situaciones, la aparición de un caso de eyaculación precoz en el individuo, puede desencadenar, o ser el inicio del trastorno, debido al factor psicológico que es inherente a este padecimiento; de eso hablaremos más adelante. Debido a esto, podemos entender que la edad de aparición de este problema, puede ser variado; casi tan variado como los tratamientos para la eyaculación precoz que existen. Así pues, se puede presentar indistintamente en jóvenes, adultos y ancianos. Esto implica también, que su aparición puede ser repentina y sin importar que antes de su presencia, el individuo hubiera presentado una vida sexual normal y satisfactoria.

 

Eyaculación precoz, el malestar profundo del hombre.

Por supuesto esta disfunción origina un malestar profundo en el hombre que lo posee; reforzado por la idea pre-concebida de que el acto sexual placentero, es aquel que tenga una más larga duración. Esta idea es altamente cuestionable, ampliamente difundida por los medios de comunicación a través del mundo y lejana de ser nueva. No falta, en distintas culturas, los elixires que “aumentan” la potencia y capacidad de duración del acto sexual por parte del hombre. Así como remedios naturales para la eyaculación precoz. Esto denota que esta es una idea arraigada culturalmente desde hace mucho tiempo atrás, pero, sin duda alguna, exacerbada en estas últimas décadas.

 

Causas de la eyaculación precoz.

Esto nos hace recaer directamente a las causas de la eyaculación precoz. Por supuesto, la eyaculación, como todo proceso del organismo, está supeditado al funcionamiento de sistemas, en este caso el sistema sexual, que en el hombre esta intrínsecamente ligado con el sistema urinario. Por ende, al menos un 10% de los casos de eyaculación precoz se debe a causas meramente físicas.

Causas físicas :

  • La infección de próstata.
  • Una Inflamación de la uretra.
  • Inflamación de vejiga.
  • La Inflamación de uno o ambos testículos.
  • Cálculos en las vías urinarias.

Podemos entender entonces que, en estos casos, la eyaculación puede ser perfectamente un trastorno secundario a una enfermedad. Es por esto que es importante romper el silencio en cuanto a este padecimiento. De esto podemos inferir que el tratamiento para la eyaculacion precoz, en estos casos puede darse con herramientas médicos y fármacos.

Las causas psicológicas de la eyaculación precoz, son más elevadas en porcentaje. Se considera que un 90% de los casos de eyaculación precoz se presentan en individuos sanos físicamente y con un funcionamiento normal en sus vías urinarias. Esto tiene mucho sentido, si entendemos que el orgasmo, es un proceso en el que influye mucho más la psicología que la biología.

 

Entre las causas psicológicas más comunes de la eyaculación precoz tenemos:

 

  • Estrés Diario:

    Las situaciones de “poca relevancia”, pero estresantes, que se presentan de manera continua, pueden afectar gravemente la capacidad de disfrute sexual, apareciendo entonces disfunciones como la eyaculación precoz o la disfunción eréctil en el caso del hombre.

  • Miedos relacionados al acto sexual:

    Los mitos y tabúes. El simple desconocimiento de cómo funciona el acto sexual, puede crear en el individuo un estado de ansiedad, lo que puede hacer caer en disfunciones sexuales como la eyaculación precoz.

  • Depresión:

    Se ha descubierto que hay una conexión intrínseca entre la depresión y la eyaculación precoz, principalmente a nivel de neurotransmisores. Se encontró que la serotonina -neurotransmisor relacionado con la depresión- puede controlar también la eyaculación. Por lo cual un trastorno en el funcionamiento de la serotonina, puede desencadenar depresión y, al mismo, tiempo eyaculación precoz. A su vez, si se logra controlar el funcionamiento de este neurotransmisor, se podría tener la solución a la eyaculación precoz.

  • Inseguridad:

    Para todo ser humano, es importante funcionar de manera óptima en el acto sexual. La idea recurrente de no ser adecuado o de no estar realizando de buena manera el acto puede conllevar al individuo a un estado de ansiedad, el cual puede degenerar en la eyaculación precoz.

Los mitos y tabúes en cuanto al sexo influyen mucho en la parte psicológica de la eyaculación precoz. En efecto, lleva a las personas a creer que tiene eyaculación precoz, cuando en realidad tienen una vida sexual normal.

 

¿Cómo evitar una eyaculación precoz?

Una eyaculación precoz, en los casos leve, abarca desde los 2 a 5 minutos. En los caso graves serian segundos. Tomando en cuenta desde la penetración o antes de la misma.

La media estimada que debe durar un acto sexual, para ser satisfactorio, es de unos 7 a 15 minutos. Esta media abarca la satisfacción para ambos sexo. Esto abarca desde la penetración hasta el orgasmo. No obstante, estos números deben ser vistos como una guía para comprender el tiempo estimado de una relacion sexual. No debe interpretarse como una ley escrita en piedra, pues el ser humano cada organismo es distinto.

La idea de que un acto sexual solo puede ser placentero si su duración es larga, puede ser ampliamente debatible. Especialmente si los parámetros con que se mide el tiempo, son dispares. Por ejemplo, para una persona, el acto sexual puede significar solo la penetración y movimientos copulatorios; mientras que para otra puede significar esto mismo, acompañado de otro tipo de maniobras y caricias, lo cual extiende el tiempo del acto.

También puede ser que por el mismo desconocimiento de la persona, crea que un acto sexual satisfactorio, debe durar tiempos maratónicos de 45 minutos, 1 hora o toda la noche. Por supuesto, si tenemos en cuenta la media anterior, no es de extrañarse que muchos hombres piensen que son eyaculadores precoces y empiecen a buscar maneras mágicas de  como evitar una eyaculación precoz, cuando en realidad funcionan de manera normal y satisfactoria.

 

Importancia en el acto sexual

El acto sexual, influye en gran medida en la calidad de vida del individuo. Biológicamente, el acto sexual, representa una acción que genera un gran estimulo  al sistema nervioso central. Es un gran ejercicio físico y, lo más importante, representa la posibilidad de pasar el material genético del individuo a la siguiente generación, por medio de la concepción. Psicológicamente, representa la satisfacción de una necesidad inherente en cada uno de nosotros, lo que conlleva al placer. Además, es un acto que acerca más a los individuos que participan en ella, lo que crea una mejor conexión para la relación.

Es por esto que si el acto sexual, resulta ser insatisfactorio, el individuo resulta muy afectado en su calidad de vida. El mismo, al sentirse inadecuado, empieza a presentar inseguridad, depresión, retraimiento e inclusive hasta ira. Esto puede llegar a afectar su estado de salud y la forma en que convive .

 

No te preocupes, !tiene cura!

Podemos afirma que la eyaculacion precoz tiene cura. Es muy simple de tratar y de superar, siempre y cuando la persona esté dispuesta a seguir los tratamientos. Lo importante es que esté dispuesta a superar sus miedos y romper el silencio acerca de su afectación.

Existen un sinnúmero de tratamientos para la eyaculación precoz. Afortunadamente son altamente efectivos, teniendo como únicas diferencias los tiempos de acción y la metodología a utilizar. A continuación enumeraremos y explicaremos la mayoría de ellos.

  • Tratamiento médico-farmacológico:

    Este se da principalmente en casos en que la eyaculación precoz es causada por afectaciones físicas en las vías urinarias. Estas pueden requerir tratamiento farmacológico o, inclusive, cirugía. Para esto debe de visitar a su médico. Una vez subsanado el problema subyacente, la eyaculación precoz deberá desaparecer. De no hacerlo estaremos hablando de que ya existe una condición psicológica que está causando dicho malestar.

    (Continuará)…

     

Ver Eyaculación precoz: qué es y cómo tratarlo (II)


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *