Necesito ayuda psicológica. ¿Qué puedo hacer?

¿Cuáles son las opciones que tenemos, para cuando necesitemos ayuda profesional o terapia psicológica ?

Los problemas de salud mental son de las pocas enfermedades que siguen siendo tratadas con recelo. Y si a esto le agregamos, que la mayoría de los problemas de salud mental no tienden a ser un trastorno patológico continuo y bien especificado, sino que resultan ser síntomas situacionales, derivados de la dinámica de la vida diaria. Tenemos que la salud mental es el área de la medicina, más descuidada alrededor del mundo.

No es raro encontrar que en muchos países, los sistemas de salud mental y terapia psicológica, son desafortunadamente insuficientes. Ante esta situación, quienes padecen algún malestar de índole psíquico, o tienen indicios de una patología psicológica; llegan al tema de este escrito. 

 

¡Necesito ayuda psicológica ! ¿Qué puedo hacer?

 

La respuesta es muy sencilla, pero la ejecución de la misma es algo más complicada. Las personas con padecimientos psicológicos o que poseen familiares con estos padecimientos, llegan a entender que visitar al especialista para recibir terapia psicológica, es la solución que deben buscar. Luego, se dan cuenta que ante esto, tienen dos opciones para recibir asistencia psicológica o terapia psicologica: Utilizar los sistemas de salud mental (si es que existen), o utilizar a aquellos psicólogos clínicos y psiquiatras independientes.

Debemos destacar que la tecnología, nos ha brindado una tercera forma para consultar a los especialistas en estos padecimientos. La consultoría psicológica por internet, consultoría online, o terapia psicológica virtual.  Son más baratas y aún más confidenciales que las consultas de clínicas psicológicas privadas, son de fácil acceso y personalizadas. 

Cualquier persona requiriendo asistencia psicológica o terapia psicologica, con padecimientos del estado de ánimo – depresión, distimia, maníaco, trastornos sexuales y alimenticios, entre otros, puede perfectamente tomar la vía de la consultoría psicológica por internet, para recibir la ayuda psicológica necesaria.

 

Entre estas ventajas tenemos:

 

  • No tener que movilizarse de su casa. Haciendo la consulta lo más cómoda para la persona que necesita del psicólogo.
  • Mantiene su privacidad al máximo. Nadie más que él sabe de su asistencia a una consulta psicológica, puesto que no se mueve de su casa.
  • Gasta Menos. Las consultas psicológicas por internet, o terapia psicológica realizada por psicólogos online, son mucho más baratas que las consultas cara a cara. Y debido a que no tiene que movilizarse, no requiere de gastos de transporte.
  • Reduce la resistencia a hablar. Debido a que no tiene al terapeuta de frente, es probable que el paciente se desenvuelva  mejor. 

Ya una vez que la persona se ha decidido por el medio a utilizar, para consultar acerca de su problema o el de su familiar, nos encontramos con otra pregunta:

 

¿Que hacer una vez que se está con la persona que le dará asistencia psicológica o terapia psicológica ?

 

Si bien el consultor psicológico, o psiquiatra, es una persona especializada en el diagnostico, tratamiento y seguimiento de estos problemas, es el paciente el que tiene en sus manos la curación.  En la relación terapeuta-paciente, el paciente posee un rol activo en toda la terapia.

Para muchos, la idea de la relación terapeuta-paciente, puede ser algo extraña; inclusive nueva. La relación terapeuta-paciente no es más que el trato o comunicación que se da entre dos personas, una de ellas afectada por algún tipo de padecimiento, en este caso psicológico, y que desconoce su origen o como curarlo; y la otra, que posee conocimientos y estudios de los procesos normales y anormales de la psique, y que por sus habilidades, sapiencia y personalidad, puede ayudar a la primera persona mencionada.

En este tipo de relación, existe un objetivo claro y planteado desde el inicio de esta: ayudar a la persona que se presenta ante el terapeuta, a recuperar el estado de equilibrio que ha perdido, debido a algún padecimiento psicológico. Para lograr este objetivo, se hace necesaria la cooperación de la persona que ha llegado con el desequilibrio.

Sin esta relación, la terapia es simplemente imposible.  Si no llega a existir esta conexión comunicativa entre el individuo que llega con problemas y el terapeuta, sería el equivalente médico, a que una persona ciega intente realizar una operación de corazón abierto. El terapeuta no puede tratar lo que no conoce o no se le da a conocer.

 

Teniendo en cuenta todo lo que hemos tratado en los últimos párrafos, el paciente debe de tener presente los siguientes lineamientos antes y durante la consulta, para tener una asistencia psicológica de la mejor calidad

 

1- Deseo de ser ayudado.

Es parte de la aceptación del problema. Si el paciente no quiere ayuda, es porque en su mayoría, aún no acepta el problema; y si no acepta su propia condición, será muy difícil, si no es que imposible para el terapeuta, influir de la manera deseada en el problema, a través de la terapia. Como dijimos, el paciente juega un rol activo, y si no desea ser ayudado, simplemente no jugará este rol.

2- Informarse bien.

Busque información sobre el profesional, que esté debidamente titulado y capacitado para tratar estos problemas.  Por lo que indagar acerca de la trayectoria académica y las facultades que se le han otorgado al terapeuta, serían una idea de ineludible cumplimiento para el paciente.

3- Ser abierto en cuanto a su problema.

Aunque este es también un tema de tipos de personalidad, debemos entender que entre más información de los síntomas, situaciones que se han presentado, y alguno que otro detalle que creamos relacionado con el problema,  mayor será la posibilidad de que este de un diagnóstico acertado y, por ende, el tratamiento será más atinado, específico y apegado a los objetivos de la terapia. Las preguntas que el terapeuta haga, serán con la finalidad de encontrar la raíz de su problema, y jamás para fisgonear en su vida. Debemos llevar en mente, que la persona a la que vamos a contar nuestro problema es un profesional, y que su sigilo, y la confidencialidad de nuestro problema, está más que garantizado.

 

También hay que recordar esto último .

 

4- Ser conciso, preciso y honesto.

Ciertamente el ser humano es un ser complejo y, por ende, sus problemas tienden a ser complejos. Sin embargo, el paciente no debe permitirse abrumar al terapeuta con un sin fin de historias, que lo único que hará, será confundirlo y distraerlo del problema real. Para esto debemos de ser concisos y precisos. Al momento de contestar las preguntas que se nos hagan, que sean de utilidad para descubrir el problema. Por supuesto, que pasarnos de concisos tampoco hará ningún bien. El equilibrio en la forma de comunicarnos es la clave.  Recordemos que lo que relatemos al terapeuta, le servirá de herramienta para cumplir su parte en la relación, encaminarnos a la cura de nuestro problema.  Por esto, entre más honestos seamos con el terapeuta, más nos acercaremos a la misma.

5- Confiar en la guía y buen juicio del terapeuta.

Esa es la finalidad principal del terapeuta, y su razón de ser. Para esto se pasan horas de entrenamiento y estudio. Y es en esto, que los pacientes deben de confiar al momento de seguir las indicaciones del psicólogo.

 

Conclusión

 

Si se siguen estos cinco lineamientos, la ayuda que lograremos conseguir de parte del psicólogo, será lo que esperamos. Una ruta segura hacia la curación de nuestras dolencias psíquicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *