Problemas de parejas: Viviendo distantes

Mantener una relación de pareja a distancia, resulta complicado y, muchas veces, resulta casi imposible que esta perdure. Sin embargo, si el enlace que tiene es fuerte, verdadero, si hay confianza, y sobre todo madurez, puede perdurar. Estas características permiten que dicha unión permanezca latente, a través de  una comunicación fluida y constante. Sin embargo, veremos que en: Problemas de parejas: Viviendo distante, hay algunos casos que la relación se mantiene por un interés diferente; el económico. La relación se transforma en fría y material. Por lo tanto, se transforma en una responsabilidad que debe cumplir.

En la actualidad existen parejas que viven distantes. Para algunos, la distancia resulta un gran impedimento en sostener una relación estable, surgiendo problemas muy comunes, como la soledad, convirtiéndose en tristeza y depresión, sintiendo la necesidad del contacto físico, la necesidad de sentirse amado, etc. Actualmente, los medios tecnológicos de comunicación, facilitan y hacen posible sostener una relación a distancia, permitiendo comunicarse en los momentos propicios y precisos, donde la pareja puede expresar sus situaciones difíciles y/o agradables, llenando en ellos ese vacío. Sin embargo, no basta con sólo la comunicación que nos brinda la tecnología, dado que la relación necesita ser fortalecida constantemente, compartiendo con interés el amor, el escuchar la voz del ser amado, poder conversar y exteriorizar sus experiencias del diario vivir. Mantener una relación a distancia no es nada fácil, se necesita  mucha madurez y la confianza entre ambos.

 

Lo negativo de mantener una relación de este tipo es que, en algunas de ellas, genera una serie de conflictos emocionales.

Entre esos problemas está:

•La desconfianza.

•El riesgo que se dé una infidelidad o que se den dudas sobre la fidelidad de la pareja.

•Disgustos, peleas o conflictos que no son aclarados, por el hecho de no estar frente a frente.

Cuando uno de los miembros, en la mayoría de los casos, el hombre/compañero, tiene que distanciarse por razones de trabajo, la mujer debe quedar al cuidado del hogar, recayendo en ésta,  todas las tareas y responsabilidades del hogar. Esto se convierte, en ocasiones, en  un conflicto para ella, ya que los niños y/o adolecentes sienten la carencia del padre o de la madre, provocando muchas veces cambios en sus conductas e inestabilidad emocional. Los hijos corren el riesgo de padecer de depresión y aislamiento de su medio. Otros tienden  actuar con conductas agresivas, antisociales, retraídas, inseguras, etc. Por lo tanto, la madre se ve obligada a lidiar sola con estos problemas, no bastándole tan solo recibir las remesas. Ella también siente la carencia de su pareja, y la necesidad de que esté presente para poder enfrentar los conflictos que se han tornado en el hogar.

Los problemas de parejas: Viviendo distantes más frecuentes, se encuentran:
La falta de apego o de interés entre ambos

Esto conlleva a la inestabilidad en la relación, problemas en la comunicación, incomprensión y, finalmente, ruptura del compromiso.

La carencia o falta de apoyo mutuo

Si se está lejos, es muy difícil que pueda haber apoyo mutuo, siendo unos de los  problemas más reincidente.

El temor o la desconfianza que surge ante una posible infidelidad

El estar lejos provoca carencia de amor por la falta de contacto físico. Por lo tanto,  siempre hay duda de si la pareja tiende a relacionarse con otra persona.

El mantener vidas diferentes, donde no se comparten actividades o proyectos en común

Esto genera que la relación no dure mucho tiempo y exista la posibilidad de que se olviden.

 

Por lo consiguiente Los problemas de parejas: Viviendo distantes, llegan a una etapa en que se preguntan si su relación va a más allá o hasta ahí llega. Esta decisión deberá de  tomarse con calma, reflexionando cuáles son las ventajas o los inconvenientes que puedan surgir y afectar a ambas partes; No se debe pensar unilateralmente o de forma egoísta, teniendo en cuenta cómo afecta también, esta decisión, al resto de los miembros de la familia. En fin, las opciones que se elijan, deberán de ser con el fin de beneficiar a todos.

En relación a lo positivo, lo cual no se debe obviar, hay parejas que mientras más tiempo  están lejos el uno del otro, se incrementa el amor. Entre ellos dos se siente la necesidad de una relación más estrecha, y el momento de su reencuentro resulta ser algo emocionante y mágico, dado que produce un mayor gusto, aunando, de esta manera, a que su relación sea más intensa y duradera. 

Existen métodos que podrían hacer que una relación a distancia funcione apropiadamente, entre ellos podemos mencionar:

1-Para que funcione una relación a distancia, debe de haber un alto grado de tolerancia, flexibilidad y comprensión. Aunque esto parezca muy difícil, si se logra trabajar bien, es muy efectivo. Así también, se debe mostrar interés por lo que ambos realizan a diario comunicándose permanentemente.

2-La muestra de constante afecto el uno por el otro, hace que haya fortalecimiento en su vínculo afectivo. Además, no está de más, el pedirle consejo a su pareja cuando se requiera de eso. Esto hará que él o ella, sientan siempre que se toman en cuenta para sus asuntos; a pesar de la distancia.

3-Se sabe que en una relación siempre van a surgir desacuerdos, igual que en todas las relaciones. Habrán momentos difíciles y duros de sobrellevar, por lo tanto, es necesario que se respeten los criterios de ambos.

4-Las mentiras y el engaño, generan un grave riesgo en una relación a distancia. En esta situación, una mentira puede disolver la unión.

5-En sí, el sentido común es de vital importancia para que una relación a distancia se mantenga  sólida.

 

¿Cómo se puede enfrentar los Problemas de parejas: viviendo distantes?

Hoy, más que nunca, se puede mantener la comunicación sin importar cuán lejos se esté. La diferencia entre las comunicaciones de hace 20 años y la de hoy, son abismales. Está la posibilidad de chat y videoconferencias en vivo, lo cual es una herramienta facilitadora ante la falta de contacto físico.

Está claro que la tecnología no podrá, al menos en el futuro cercano, reemplazar el contacto físico. Sin embargo, puede ayudar a sobrellevar de una mejor manera, la falta de presencia física. Así pues, la tecnología junto a las recomendaciones que les hemos dado anteriormente, pueden ayudar a sobrevivir en una relación a distancia.

Existen otros tipos de convivencia entre parejas, que posiblemente no han cambiado su estilo de vida, encontrándose ambos en sus respectivos lugares de residencia, sin que éstos permanezcan juntos, pero siempre están continuamente buscando la ocasión para poder verse.

Para que este tipo de pareja funcione satisfactoriamente, lo ideal es que ambos conozcan el entorno de donde pertenecen sus familias, amigos y la manera en que se desenvuelve en su medio habitual, logrando que ambos se conozcan más y que les permita un mayor grado de confianza. La ausencia de la pareja es dura y muy difícil de sostener. Pero, cuando hay verdadero amor, estas situaciones se pueden afrontar con paciencia y comprensión.

 

¿Cómo logramos mantener el interés?

Evitar los problemas innecesarios. Lo importante es confiar en los sentimientos del otro y viceversa. El mantener una comunicación constante y fluida hace que haya un acercamiento más estable.

Es interesante y vital, que ambos conyugues hagan proyecciones de vivir juntos en un futuro a corto plazo, y deberán de pensar, analizar y acordar, que ambos tendrán que renunciar a algunos aspectos de su estilo de vida a la que están acostumbrados, para llegar a unirse como pareja.

Es necesario hacer todo lo posible para reencontrarse, comunicarse, mantener siempre el interés de la relación. Son estas las mejores formas de demostrar el amor por su relación.

 

CONCLUSIÓN

Todo lo que hemos visto en Problemas de parejas: Viviendo distantes nos lleva a comprender, que las relaciones de parejas dependen mucho del interés que se le demuestra a la otra persona y de saber afrontar todo tipo de inconvenientes que se presenten a lo largo de la relación, sin importar la distancia. Si es una unión seria, nunca deberán existir excusas que eviten sus deseos por estar juntos cada cierto periodo, proponiéndose  retos alcanzables, en donde ambos deberán luchar por su amor.

 “Cuando en un país no hay fuentes de trabajo o existen serios problemas  políticos, económicos y sociales, las personas tienden a emigrar;  con el objeto de  buscar medios de subsistencia para su familia, ya sea el hombre o la mujer; siendo esto, unas de las causas más críticas de los problemas de parejas Viviendo distantes.” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *